Las Oposiciones y el Deporte (Capítulo 1)

Hace ya algún tiempo que veo claramente las similitudes si no paralelismo entre el entrenamiento deportivo y la preparación de una oposición.

Para preparar una oposición se necesitan, en mi opinión, todos los elementos que serían necesarios para alcanzar un reto deportivo. Motivación, Objetivos, Organización, Esfuerzo, Logros y por último, Éxito.

Una oposición no es más que eso, un reto que queremos alcanzar o superar.

El tipo de reto deportivo no es importante, lo importante es que haya un reto. Pueden ser muchas cosas, desde sentirse uno mejor, perder peso (en su justa medida), hasta correr una maratón, o porque no, un triatlón.

 Mens sana in corpore sano, ¿No es esto cierto?, ¿Se necesita estar bien físicamente para estudiar una oposición? La respuesta seguramente sea no, pero, ¿Creemos que ayudará al estudiante en su desempeño?, y la respuesta es rotundamente sí. El bienestar físico ayudará a la concentración mental que hará mucho más eficientes las horas de estudio.

Vamos a proponer aunar ambos retos, es decir, vamos a preparar una oposición al tiempo que nos ponemos en forma.

El paralelismo es innegable y la herramienta fundamental es exactamente la misma, autodisciplina.

Además, hacer deporte al tiempo que preparamos la oposición nos mantendrá lejos de malos hábitos que dificultarían nuestro último paso, el éxito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, hacer deporte al tiempo que preparamos la oposición nos mantendrá lejos de malos hábitos que dificultarían nuestro último paso, el éxito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *